Para explicar el proceso creativo de un videoclip, es importante explicar en qué consiste este género audiovisual.

Se trata de un cortometraje cuyo objetivo es promocionar un tema musical, combinándolo con imágenes estáticas y/o en movimiento, generalmente, relacionados con la temática principal del tema interpretado.

Como cualquier producto audiovisual, la creación de un videoclip se divide en 3 fases distintas, que deben estar muy sincronizadas entre sí para que todo salga bien:

  • En primer lugar, la Preproducción.
  • En segundo lugar, la Producción o rodaje.
  • Y, por último, la Postproducción.

Para la realización de un videoclip musical con una productora como Pacific Films, el primer paso de preproducción sería, el contacto con el cliente, que en este caso sería un músico o grupo musical interesado en grabar un video para uno o varios de sus temas musicales.

En este primer contacto, se pueden dar varios escenarios:

  1. Que el artista o grupo musical ya venga con una idea en mente y se la exponga a la productora, quien se encargará de asesorar al artista y de establecer las posibilidades del proyecto teniendo en cuenta el presupuesto acordado por parte del cliente (músico).
  2.  Que el artista o grupo musical le encomiende a la productora la elaboración del guión, el cual tendrá que pasar por el cliente para que le de el visto bueno antes de empezar con el rodaje.
  3. Que ambos intercambien ideas para elaborar juntos un guión que se adapte a las necesidades de producción y que le guste al cliente.

El siguiente paso de preproducción es conseguir los permisos pertinentes de las localizaciones escogidas para rodar, en caso de ser necesario.

A continuación, se reúne todo el equipo necesario para grabar (material y humano). Muchas veces se recurre a material de alquiler para poder cubrir todas las necesidades técnicas de la producción.

Ya sea de alquiler, o propio, conviene hacer un inventario para asegurarnos de no olvidar elemento del equipo, ya sea antes de empezar a grabar como al terminar.

Por último, se elaboran las órdenes de rodaje, el guión técnico, el storyboard y las referencias visuales para terminar la organización previa al rodaje y facilitar lo máximo posible la fluidez de la producción. De todos estos términos hablaremos en los siguientes blogs.

Una vez finalizada la preproducción, es momento de rodar. Para cumplir con los tiempos estimados y no arriesgarse a aumentar el presupuesto (el tiempo es oro), conviene tener un buen equipo con sus respectivas funciones muy claras, una buena preproducción y mucha energía.

El rodaje de un videoclip puede durar entre unas horas y varios días, dependiendo de su complejidad.

El último paso será la postproducción, que consiste en la manipulación del material registrado durante el rodaje: Editar, montar, elaborar efectos especiales, rotulación, etalonaje, etc. De todos estos términos también hablaremos en los próximos blogs.



Rodaje del último videoclip de Michelutti con la canción de Lunes. Producido por Pacific Films.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.